EL EUROPEÍSMO, MÁS QUE NUNCA

El voto popular en los 28 Estados determina una composición del Parlamento orientada en un sentido u otro y ello impacta en el sesgo de las directivas fundamentales que se aprobarán en los próximos años. Se trata, pues, de unas elecciones determinantes también por sus consecuencias en la vida concreta de los ciudadanos

Cuando escribo estas líneas todavía no se han celebrado las elecciones europeas y no sabemos, por tanto, cuál es el nuevo mapa parlamentario que habrá surgido de esos comicios. Durante toda la campaña electoral la principal preocupación de las fuerza proeuropeístas ha sido la magnitud que pudieran alcanzar los grupos extremistas de derechas para condicionar la acción legislativa de la Eurocámara durante el próximo lustro. Las consecuencias de este escenario no son menores.

Hoy el Parlamento Europeo ya no es una Cámara vacía de poder, sino que constituye un poder clave comunitario en la medida en que sus competencias legislativas son equiparables a las que tiene el Consejo de la Unión Europea, que representa a los Gobiernos. Las directivas, que son las leyes europeas, deben de ser aprobadas por el Parlamento en un complejo proceso de codecisión con el Consejo, siendo la posición de la Cámara absolutamente determinante. Ciertamente, el entramado institucional europeo no se corresponde con la clásica y habitual división de poderes que conocemos en nuestras democracias. La UE es más una confederación de Estados que no un nuevo ‘demos’ que se articula de manera convencional. De ahí su déficit democrático.

Ahora bien, el voto popular en los 28 Estados determina una composición del Parlamento orientada en un sentido u otro y ello impacta en el sesgo de las directivas fundamentales que se aprobarán en los próximos años. Se trata, pues, de unas elecciones determinantes también por sus consecuencias en la vida concreta de los ciudadanos.

Es muy evidente que estas elecciones europeas continúan siendo extremadamente locales. Los resultados en cada país deben interpretarse en clave nacional, en la medida en que expresan el estado de ánimo de las opiniones públicas de cada uno de los Estados miembros. Y es cierto también que algunos electores menosprecian las capacidades reales de actuación del Parlamento Europeo y han tenido la tentación de votar de manera más o menos frívola en más de una ocasión. Pero precisamente por esta razón las euroelecciones han sido y son un excelente termómetro de las opiniones públicas de los Estados miembros. Los malestares, temores y preocupaciones de los europeos se expresan en ese voto. Y aunque el ‘demos’ europeo no exista como tal, los distintos ‘demos’ europeos comparten buena parte de los retos y problemas que toca afrontar. Los términos de la discusión son bastante comunes en todos los rincones del Viejo Continente.

Se trata de responder a la necesidad de continuar garantizando la prosperidad económica y el bienestar social en el contexto de la globalización y de la revolución tecnológica que están en marcha y transforman radicalmente sectores completos de actividad económica y los mercados de trabajo, destruyendo empleos y creando nuevos. Se trata de reparar el dinamismo social que garantizaba una efectiva igualdad de oportunidades en un contexto de creciente incremento de las desigualdades pensando en los niños y jóvenes de hoy que serán los adultos de mañana. Se trata de garantizar el Estado del Bienestar ante los retos demográficos vinculados al aumento de la longevidad, a la jubilación de los ‘baby boomers’ y las bajas tasas de fecundidad. Se trata de superar los retos del calentamiento global y del cambio climático y avanzar hacia una economía que no dependa del petróleo, el carbón y el gas. Se trata de gestionar los flujos migratorios y de refugiados y la creciente diversidad de nuestras sociedades. Se trata de regular y limitar el poder de las grandes compañías tecnológicas que determinan nuestra vida por la vía de la acumulación masiva de datos personales. Se trata de salvaguardar la democracia frente a las propuestas autoritarias e iliberales. Se trata de defender los valores europeos de la Ilustración frente a las aspiraciones de China, el creciente aislamiento de los Estados Unidos de Trump y la amenaza de la injerencia rusa. Se trata de cooperar con África en términos de prosperidad compartida. Se trata de reconocer las muchas realidades nacionales, culturales y lingüísticas de la Unión que no gozan de un Estado propio y resolver democráticamente los conflictos abiertos, como el catalán.

Pues sí, deseo que el resultado del 26 de mayo responda a un voto responsable y no a un voto frívolo; deseo gozar de un Parlamento progresista y europeísta, convencido de que buena parte de las respuestas a esos retos están en la capacidad de los europeos de abordarlos de manera conjunta y unidos.

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

En Catalunya, el resultado avala claramente dos ideas: el movimiento independentista en su conjunto goza de buena salud y de una fortaleza electoral evidente, y que los electores catalanes han premiado las apuestas pragmáticas que defienden el diálogo sin límites Para quienes defendemos el progreso, una cierta idea de Europa y el diálogo político como […]

Llegeix-ne més

UTILIDAD Y EFICACIA EN TIEMPOS DE PLURIPARTIDISMO

Con frecuencia, los independentistas más entusiastas me han preguntado “¿cómo es que sigues todavía en Madrid?”. Otros han defendido que en Madrid no podemos ir a hacer lo mismo de siempre, reprobando así la política, pragmática, posibilista y con vocación de ser útil, que el nacionalismo catalán practicó en la política española durante más de […]

Llegeix-ne més

EL FUTURO DEL EMPLEO EN PLATAFORMAS DIGITALES

La digitalización es un reto de presente y futuro, también, y especialmente, en el mundo del trabajo. El ordenamiento jurídico vigente es incapaz de dar respuesta a las nuevas realidades que emergen como resultado de las transformaciones que la digitalización supone. Nos encontramos ante la necesidad de dar un encaje jurídico a estas nuevas realidades […]

Llegeix-ne més

SE M’ESCAPA QUIN ÉS EL VALOR AFEGIT QUE APORTA LA CRIDA A LA POLÍTICA CATALANA

Es retirarà de la política Carles Campuzano després de no ser escollit per les llistes al Congrés dels Diputats? —És un punt i a part. És una trajectòria molt llarga de servei públic, començant a l’Ajuntament de la meva ciutat, Vilanova i la Geltrú (Garraf) i que acaba en aquest moment. Però quan algú està […]

Llegeix-ne més

LOS ESCENARIOS DE OCTUBRE DEl 2017 NO SON IMAGINABLES NI RECOMENDABLES HOY

Carles Campuzano (Barcelona, 1964) asume que ha sido apartado por sus ideas pero seguirá defendiéndolas tras el ciclo electoral. Anuncia que da un paso a un lado cara a la campaña de las generales y evita el reproche interno, mordiéndose la lengua, consciente de que la batalla no ha hecho más que empezar. -¿Qué le responde a los […]

Llegeix-ne més

EN EL SOBERANISMO FALTA CORAJE PARA DECEPCIONAR A LOS NUESTROS

Carles Campuzano (Barcelona, 1964) lleva 23 años negociando en el Congreso todo tipo de leyes con Gobiernos del PP y del PSOE. Representa como nadie el sector más pactista del soberanismo catalán. Fue decisivo para vencer la batalla contra Carles Puigdemont, que quería votar no en la moción de censura de junio de 2018. Pero ahora el expresident se ha […]

Llegeix-ne més

NI EL BLOQUEO NI EL NO A TODO SON EFICACES PARA EL SOBERANISMO

Carles Campuzano (Barcelona, 1964) ha sido diputado en el Congreso durante 23 años. Una larga etapa en la que como parlamentario de Convergència ha negociado con gobiernos tanto del PSOE como del PP. Simboliza el pactismo que encarnó el partido fundado por Jordi Pujol hasta que esta formación empezó a mutar. Un proceso que de […]

Llegeix-ne més

UNA MALA NOTICIA PER ALS PENSIONISTES

El Pacte de Toledo es fonamenta en un triple consens implícit: d’una banda, la convicció política de l’enorme transcendència present i futura del sistema públic de pensions per a garantir ingressos suficients durant la vellesa per a tothom i evitar el risc de ser pobre. En segon lloc, la imprescindible necessitat de continuar promovent reformes […]

Llegeix-ne més

POR UNOS NUEVOS PACTOS DE TOLEDO

La edad real de jubilación continúa estando lejos de la edad legal; toca introducir más incentivos a la prolongación de la vida laboral, desincentivar las jubilaciones anticipadas, otorgando mayor flexibilidad en la compatibilidad entre el cobro de la pensión y el continuar activo El Pacto de Toledo encara la recta final de sus trabajos. Parece […]

Llegeix-ne més

LES INVERSIONS EN INNOVACIÓ SÓN GARANTIA DEL PAGAMENT DE LES PENSIONS

  Fa uns dies varem mantenir una bona sessió de treball a la seu del Partit Demòcrata sobre els reptes de les polítiques d’innovació que té el país. Fou una sessió ben aprofitada i inspiradora, que va tenir com a protagonista principal en Xavier Ferràs, una de les persones del nostre país amb la mirada […]

Llegeix-ne més